Trucos Psicológicos Para Vender Más

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

¿Alguna vez te habías preguntado en qué redunda el éxito de algunos vendedores y de las grandes marcas que circulan sus productos por el mercado mundial? 

 

 

Aunque no lo creas la respuesta la podemos encontrar en la psicología, en aquel concepto conocido como trucos psicológicos o mental triggers en inglés.

A continuación, vamos a describirte cuáles son los trucos psicológicos más comunes para que al menos la siguiente vez que vayas a realizar una compra estés atento a cuál quieren utilizar contigo además de implementarlos en tu negocio.

Vende a través de la escasez

Este truco funciona bajo la lógica de que cuanta menos gente pueda acceder a un recurso, más aumenta su valor. Esto puede ser usado con provecho, por ejemplo, haciendo que el producto que se oferta sólo se pueda comprar por invitación. También es útil poner unidades limitadas, por ejemplo, decir que sólo quedan disponibles 5 productos. O en el caso de algún servicio mencionar que sólo se va a trabajar con un número pequeño de personas.

Otra cosa que funciona muy bien es poner un plazo temporal: en el que se menciona que solo se va a tener acceso a tal o cual producto hasta tal fecha.

Oferta primero el producto más caro

Esto es un truco bastante bueno. Funciona con dos productos que serán comparados, la idea es presentar primero el más caro. De éste se explicarán bien los beneficios con la intención de crear interés y por último se justifica muy bien por qué el producto vale lo que vale.

Es probable que el cliente no compre, si es así se requiere presentar al momento otro producto alternativo, más barato. En comparación al cliente eso le parecerá una ganga, y se sentirán bien por poder comprarlo.

Justifica el precio/relativiza el precio

Se trata de lograr general la imagen de que si el producto es caro o barato es meramente por la percepción del cliente, por eso es importante justificar el precio y una estrategia infalible es compararlo con otros gastos por ejemplo usando frases como “con este automóvil nuevo gastará menos de lo que ha gastado en transporte público hasta ahora”, “cuesta menos que un café diario” o “ya no tendrá que volver a gastar en tal cosa nunca más”. Todas estas afirmaciones hacen que la cantidad parezca más accesible.

Baja el precio

Una vez que se ha justificado el precio es posible bajar el precio del producto, haciendo una oferta que el cliente no pueda rechazar. Si el cliente estaba convencido de comprar el producto antes, ahora será incapaz de poner objeciones. Se recomienda que el precio final del producto, el precio con el descuento ya hecho sea el precio real.

Da la impresión de tener autoridad

Esto se trata de dar la impresión de ser el mejor en el rubro en el que se desempeña, es importantísimo difundir todos los conocimientos y reconocimientos que se tienen: títulos profesionales, certificaciones, sellos de calidad, concursos ganados, etc. todo eso deberá estar a la vista y ser del conocimiento de todos aquellos que son clientes potenciales.

Crea empatía e interactúa con el cliente

Es muy importante establecer una relación más abierta con el cliente, una relación que vaya más allá de lo laboral. Esto se posibilita contando anécdotas, preguntándole sobre su día, así se genera empatía y confianza, lo cual ayuda a la venta.

Una buena opción es generar un espacio donde la gente interactúe, un ligar donde las personas puedan dejar un comentario, tal como un block de notas o, en redes sociales, un sitio de comentarios y sugerencias.

Crea expectativas

Se trata de generar interés en las personas, que las personas tengan ganas de ver o escuchar lo que se ofrece. Pueden utilizarse frases tales como “si lo que estás escuchando te está gustando, lo que te voy a decir al final te va a encantar”.

Guía la conversación para que siempre te respondan sí

Lo que se requiere hacer en este punto es dirigirse al cliente como si ya se diera por hecho que éste va a comprar el producto. El truco es hacer siempre preguntas que tengan una respuesta positiva, de tal forma que las respuestas que da el cliente sean siempre sí.

En general de lo que se trata es de lograr convencer a los compradores a través de la emoción y el deseo, una vez asegurando eso verás cómo tus ventas se incrementan.

Te ineteresa incrementar las vetas de tu negocio, solicita una asesoría sin costo en este enlace


  • 124 Clientes Anunciados
  • 2765 Anuncios informativos
  • 67803 Compartidos
  • 439 Páginas enlazadas

Suscribirse al boletin

Siguenos en

Ubicación

  • Viaducto Rojo Gómez #311 Col. Tiro Tula Pachuca Hgo.
 

Anúnciate, Pide Informes

  • contacto@guiahidalgo.com.mx