Junio 25, 2024

Las Gorditas de Tepatepec: Un Patrimonio Cultural en Hidalgo Featured

El reconocimiento de un platillo tradicional como Patrimonio Cultural es un logro significativo para la comunidad de Tepatepec, ubicada en el municipio de Francisco I. Madero, en el estado de Hidalgo. Las famosas Gorditas de Pancita de Res han sido honradas con este título, lo que demuestra la importancia cultural y gastronómica que poseen.

Las Gorditas de Pancita de Tepatepec: Un Patrimonio Cultural en Hidalgo

El Origen de las Gorditas de Pancita

El origen de las Gorditas de Pancita de Tepatepec se remonta a más de medio siglo atrás. Estas delicias culinarias surgieron como una variación de la barbacoa, con el objetivo de ofrecer una alternativa única y sabrosa a los comensales. Desde entonces, se han convertido en un símbolo representativo de la región y un atractivo turístico para los amantes de la gastronomía tradicional.

-Sol de Hidalgo

El Proceso de Elaboración Artesanal

La preparación de las Gorditas de Pancita de Res es un proceso artesanal que requiere dedicación y maestría culinaria. Los cocineros tradicionales de Tepatepec llevan a cabo cada etapa con esmero y cuidado para garantizar su sabor y calidad.

  • Limpieza y Adobo: El primer paso es la limpieza minuciosa de la panza y las vísceras de la res. A continuación, se adoban con una salsa de chile guajillo y especias, que le otorgan su sabor característico.
  • Cocción en Horno de Tierra: Una vez adobadas, las pancitas se cocinan durante 12 a 14 horas en un horno de tierra, utilizando leña de mezquite y piedra volcánica. Esta técnica de cocción lenta y tradicional permite que los sabores se fusionen y se intensifiquen, creando una experiencia culinaria única.
  • Envuelto en Petate de Palma: Para darle forma y mantener su calor, las gorditas se envuelven en petate de palma. Esto también agrega un toque auténtico y tradicional al momento de servirlas.
  • Acompañamiento y Salsa: Las Gorditas de Pancita de Tepatepec se sirven con salsa roja o verde y un toque de jugo de limón. Estas salsas resaltan aún más los sabores de la pancita y complementan el sabor de la masa de maíz.

El Reconocimiento como Patrimonio Cultural

El esfuerzo de preservar y promover la gastronomía tradicional de Hidalgo ha llevado a que las Gorditas de Pancita de Tepatepec sean reconocidas como Patrimonio Cultural del estado. Este título es un tributo a la historia, la identidad y las tradiciones de la región, y fomenta la valoración y protección de este platillo icónico.

La declaración de las Gorditas de Pancita como Patrimonio Cultural ha sido respaldada por la LXV Legislatura de Hidalgo, con 21 votos a favor. Este reconocimiento se suma a otros platillos típicos de Hidalgo, como el pozole, el mole, los tamales, los tacos y las enchiladas, que también forman parte del Patrimonio Cultural del estado.

Impacto en el Turismo Gastronómico

El reconocimiento de las Gorditas de Pancita de Tepatepec como Patrimonio Cultural ha tenido un impacto significativo en el turismo gastronómico de la región. Cada año, se celebra un festival en honor a este platillo, donde tanto los habitantes locales como los turistas tienen la oportunidad de degustar esta delicia culinaria y sumergirse en la cultura y tradiciones de la comunidad.

El turismo gastronómico no se limita solo a la degustación de platillos en restaurantes, sino que también incluye la visita a mercados, tiendas de productos alimenticios locales y la participación en fiestas tradicionales. Uno de los objetivos principales de este tipo de turismo es descubrir nuevos sabores y preparaciones culinarias, así como apreciar la diversidad cultural y la creatividad humana.

Protegiendo la Tradición y el Arte Textil

Además del reconocimiento de las Gorditas de Pancita, el Congreso local de Hidalgo también ha aprobado la protección y valoración de la iconografía, técnicas y expresiones textiles del Valle del Mezquital, conocidas como "Flor y Canto". Estas formas de arte textil forman parte del Patrimonio Cultural del estado y representan la historia y la identidad de la región.

La inclusión de las técnicas de bordado y expresiones textiles en el Patrimonio Cultural de Hidalgo es un reconocimiento a la maestría y creatividad de los artesanos locales. Estos bordados reflejan la conexión de las comunidades con la naturaleza y su cosmovisión, y transmiten su historia y tradiciones a través de símbolos y colores.

Preservando la Identidad y Promoviendo la Creatividad

La inclusión de las Gorditas de Pancita de Tepatepec y las expresiones textiles del Valle del Mezquital como Patrimonio Cultural de Hidalgo tiene como objetivo preservar, difundir y garantizar la continuidad de la tradición y la identidad cultural de la región. Estos reconocimientos también promueven el respeto a la diversidad cultural y la creatividad humana, al tiempo que impulsan el turismo y la economía local.

La gastronomía y el arte textil son elementos fundamentales de la cultura de Hidalgo, y su protección y promoción como Patrimonio Cultural asegura su desarrollado para las generaciones futuras. Las Gorditas de Pancita de Tepatepec y las expresiones textiles del Valle del Mezquital son un legado valioso que refleja la riqueza cultural y culinaria de la región.

Con su reconocimiento como Patrimonio Cultural, las Gorditas de Pancita de Tepatepec y las expresiones textiles del Valle del Mezquital se encuentran deleitando a los visitantes y preservando la historia y las tradiciones de Hidalgo. Te recomendamos descubrir y disfrutar de estas delicias culinarias y obras de arte textil, que son un verdadero tesoro de la cultura hidalguense.

Califica este artículo
(1 Voto)
Última modificación Lunes, 14 Agosto 2023 20:07
Super User

Guía Hidalgo es un medio de comunicación enfocado al turismo de Pachuca y de Hidalgo